PASO  20

 LA DOLOROSA

Obra de Giuseppe Milanti

Gremio de Los Camareros

La Procesión de los Misterios se cierra con la Dolorosa  

 

 

Ya han pasado todos los grupos de la solemne procesión del Viernes Santo. Un largo cortejo de mujeres, vestidas de negro y con una antorcha en la mano, se desplaza lentamente por las calles de la ciudad. Algunas de ellas están descalzas y devotamente lo estarán durante toda la procesión. Este cortejo está acompañado por un respetuoso silencio y anuncia la llegada de la venerada imagen de María la Dolorosa.

La imagen es obra de Giuseppe Milanti. Es una obra notable por la  apreciable expresividad del rostro de María y por las vestiduras, que no se muestran nunca en procesión, puesto que una preciosa capa negra envuelve la imagen.

Antiguamente la  Dolorosa fue llevada a hombros por los aristócratas de la ciudad que, para la ocasión, vistieron el costal rojo y la gorra blanca.

Como consecuencia del abandono de parte de los cofrades de San Miguel de la procesión del Sepulcro de Jesús, también los aristócratas decidieron no ocuparse más que la procesión de la Dolorosa.

A mediados de 1.800 se encomendó el cuidado de la Dolorosa a los descendientes de las clases nobles.

A la entrada y a la salida, la imagen de María es situada bajo un precioso palio, bordado en Milán a finales de 1.800.


Cuando el sábado por la mañana, la Dolorosa regresa a la iglesia, concluyendo  la procesión, pétalos de flores le caen desde lo alto de la iglesia.

La Procesión de los Misterios ha acabado, el día más largo para la ciudad de Trapani ha concluido y todo en mundo tiene la mente y el corazón puestos en la preparación de la próxima edición de los Misterios.

   

 

 

Foto  Beppino Tartaro

           

Paso  19