UNA DOLOROSA SEVILLANA PARA LA SEMANA SANTA DE CALTANISSETTA (SICILIA)

di Carlos Lopez Bravo


 

 

El pasado domingo 18 de junio Monseñor Giovanni Lanzafame bendijo, en la Capilla del Rosario de la Hermandad de las Aguas, la nueva Imagen de Nuestra Señora del Mayor Dolor en sus Siete Dolores, que será venerada en la Catedral de Santa Maria la Nova de Caltanissetta, Sicilia.

 

         Se trata de un hecho histórico, pues es la primera vez que una Dolorosa sevillana, ataviada como en los últimos siglos ha acuñado nuestra tierra, va a recibir culto en la Semana Santa siciliana. Caltanissetta es una histórica urbe del centro-sur de la Isla, que en el pasado fue la capital de la industria del azufre. Conserva una de las Semanas Santas más ricas en tradiciones y patrimonio.

 

         La bendita Imagen corresponde a una Dolorosa de gran expresividad y belleza, en plena conformidad con los cánones neobarrocos, obra del joven escultor e imaginero sevillano Mariano Sánchez del Pino. Una preciosa corona de plata de ley, y una media luna, obras ambas del orfebre Manuel de los Ríos, configuran el ajuar de esta Dolorosa.

 

         Para recibir a la Imagen sevillana se han programado una serie de actos, entre los que destacan un Concierto de Agrupaciones Corales o una Conferencia sobre Iconografía de la Dolorosa a cargo de Monseñor Giovanni Lanzafame.  El próximo 23 de junio, la Virgen del Mayor Dolor en sus Siete Dolores partirá en procesión en el paso barroco de San Miguel, Patrono de la Ciudad, desde el Ayuntamiento hasta el Duomo (Catedral) de Santa María la Nova, donde será recibida por el Obispo (que cumple sus bodas de plata este año) a las 20´30 horas.

 

         Para recoger a la Dolorosa se ha desplazado a nuestra ciudad una representación de la Unione Maestranza de la Ciudad (Federación de los gremios), que se encarga de organizar la Semana Santa nissena.

 

         Se trata sin duda de un hecho histórico que traza una nueva vía de relación entre dos pueblos, el andaluz y el siciliano, que comparten muchas realidades, aunque de manera bastante inconsciente, y sobre todo comparten  pasión por la Semana Santa y por otras manifestaciones de la religiosidad popular católica. Vuelvo a insistir (como ya lo hice al hablar de Trápani), en que los cofrades sevillanos debemos abrir nuestras fronteras mentales para conocer cuanto existe fuera de nuestra ciudad y está directamente emparentado con nuestra tradición.  Los nissenos, como los trapaneses y otros sicilianos (y otros italianos del sur), guardan con orgullo esta herencia de orígenes españoles, claramente andaluces, que han sabido conservar dentro de su propia idiosincrasia.  Es admirable que después de tantos siglos sigamos unidos en el amor a Cristo, a María y que mantengamos unas formas tan similares de manifestarlo.

 

Publicado en el Boletín de las Cofradías de Sevilla. Julio 2007.

 

 

 

Un sentito ringraziamento al caro amico Carlos Lopez bravo

 

©  www.processionemisteritp.it

 

Inizio pagina